Fernando Gegúndez: «Si estos grupos existiesen ahora, podrían tener aspiraciones»

1
176

GAIZKA ESPARZA

El recopilatorio que rescata parte de nuestra historia musical verá la luz el próximo martes 17 de febrero, gracias a la excepcional labor arqueológica de Fernando Gegúndez, todo un experto en temas musicales. Se editará dentro de la colección Canciones desde la Tumba, la División de Subterfuge Records dedicada a desenterrar grupos sepultados por el paso del tiempo o la mala fortuna. Antes, hoy 13 de febrero, se hará la presentación oficial en la tienda de discos Power Records, situada en el número 5 de la calle Villarías de Bilbao. Las personas que se acerquen podrán conocer los detalles que rodean a Euskodemos. Allí estarán algunos de sus protagonistas: Ana Mari Serón de Los Extraños, Juan López de Los Impecables, Carlos Galán de Subterfuge Records y el propio Fernando Gegúndez, con el que hemos tenido la suerte de poder hablar.

Fernando-Gegundez

¿Cómo surgió la idea de hacer este disco? ¿Quién te hizo la propuesta?

Carlos Galán, el jefe del sello Subterfuge, me llamó porque quería rehacer la serie Canciones desde la tumba, cuya primera referencia fue Plástico. En concreto quería reeditar el disco de Como Huele y tenía algunas dudas. Hacía mucho que no hablábamos y se calentó cuando le empecé a nombrar otros grupos de la época. El sabía de mi colección de maquetas y yo de su interés por la escena vasca de siempre, así que pergeñamos este recopilatorio. Con Como Huele se trataba de reeditar su disco, así que quedó aparte y saldrá en este 2015. Aquí la historia era otra, utilizar temas inéditos procedentes de maquetas, de cintas de cassette, contactando con los grupos después de 30 años para, en la medida de lo posible, conseguir bobinas originales, etc, etc.

¿Cuál ha sido la parte más complicada del trabajo?

Todo ese etc, etc. Quizá las esperas y la pertinaz insistencia a los portavoces de cada grupo, localizar miembros perdidos….. Con Josetxo Ezponda fallecido, el proceso con las dos canciones de Neon Provos fue especialmente peliagudo.

¿Las demos han salido de tu propia colección o has tenido que pedir muchos favores?

Son mayoría de mi colección, pero las maquetas promocionales y las que se ponían a la venta eran siempre copias de un máster, máster que había que buscar en los baúles de 8 grupos cuya conexión con el rock actualmente era nula en un 80% de ellos. Fue como despertarles de un letargo. En muchos casos no había bobina pero sí la cinta original grabada en el estudio. Otros eran grabaciones de local. Y a otros no hubo manera de incentivarles a buscar el original, con lo que tuvo que utilizarse mi copia. Juan Lopez Pelaez hizo una labor con el sonido cuyo único adjetivo es el de su grupo, Los Impecables, que son una de las 8 bandas aquí presentes.

 ¿Nos harías una pequeña presentación de cada una de los grupos que aparecen en el disco?

Los Impecables fue una banda nueva olera de Portugalete, cuyo lider y bajista, fue Juan López , posteriormente miembro de Los Santos. En Ermua surgieron Lo del Perro, los raritos del disco…¡pura vanguardia! El grupo ultramod Los Scooters,  muy en la linea de The Jam, nació en Donostia. Los ecos de las poderosas guitarras de Fiebre se propagaron desde Pamplona, ciudad de la que también salieron Neon Provos, con un Josetxo Ezponda, plenamente identificado con el glam. La cuota alavesa del recopilatorio la ponen Revolver. Iban para estrellas, como demuestran sus sesiones fotográficas y la enorme cantidad de temazos que atesoran en sus demos. Medanos de Singapur fueron los mejores representantes del sonido movida madrileña en Bilbao. Por último, Los Extraños, banda que  también surgió en la capital vizcaína y que fue posterior a los seminales y esenciales Los Primitivos.

Las formaciones escogidas han pasado prácticamente al olvido, y en Internet apenas se encuentran referencias a ellas. ¿Cuál fue la presencia que tuvieron durante los años que estuvieron en activo?

Internet sigue siendo una muy pobre arma a la hora de localizar datos sobre grupos de todo el Estado de aquella época, no digamos ya de los 60 y 70. Sobre la presencia que pudieron tener en su momento, hay de todo, desde Lo del Perro que por ser de Ermua se conocieron muy poco, hasta Scooters que, siempre hermanados con el colectivo mod de Barcelona, tocaron bastante y tenían un directo excelente. Podemos decir que todos tuvieron su minoría de seguidores y su pizca de reconocimiento, mas que suficiente apoyo en prensa y radio. Aunque no tanto entre la aún muy escasa cifra de aficionados que no estuvieran enganchados al rock radical vasco (RRV) con orejeras.

En aquellos años tu trabajabas en varias radios y escribías en un fanzine. Supongo que esto te dio la posibilidad de conocer a los componentes de estas formaciones. ¿Cuáles eran sus aspiraciones? ¿Se podrían comparar a las que tienen los grupos actuales?

Si estos grupos existieran ahora, muchos podrían hasta permitirse tener aspiraciones. En los primeros 80 el percal era muy distinto. Todo grupo joven quiere ser una estrella, eso está claro. Y así tiene que ser además. Pero aquel ambiente era una miniatura comparado con lo que hay ahora. Los grupos eran amateurs y lo disfrutaban así; no se metían horas de trabajo en el local como ahora. Pero esto no hubiera existido sin aquello.

En este disco se demuestra que el abanico estilístico que existía entre los grupos de la nueva ola madrileña tenía su reflejo entre los grupos vascos. El hecho de cantar en castellano y de no escribir unas letras reivindicativas, puede tener algo que ver con el poco éxito que tuvieron?

Sí, de alguna manera, al menos en Bilbao y Donostia, si que hubo bastantes alumnos aventajados que estaban al tanto de lo que pasaba en Londres, Madrid o Barcelona. Respecto a las razones de su escaso éxito basadas en sus letras no reivindicativas, digamos que lo fácil hubiera sido orientar el disco a bandas «damnificadas» por el RRV o algo así. Era mucho pedir que a un fan de RIP le gustaran Revolver, por ejemplo. Pero, salvo alguna pelea sonada entre ambas tribus, en realidad estos grupos ajenos al contenido social se beneficiaron de la burbuja fanzinera, gaztetxera, radiofónica y televisiva que se vivió entonces y que nunca se ha vuelto a repetir.

Algunos de los grupos que aparecen en este recopilatorio fueron el germen de otros que sí alcanzaron cierta relevancia. Es el caso de Los Extraños y de Neón Provos.

Así es. De unos surge el 50% de Cancer Moon y los Provos, en su formación más tardía, ya eran Josetxo, Asio y Charlie, después Los Bichos. ¿Relevancia de Cáncer Moon y Los Bichos?. Para mi es muchísimo más. Y realmente no se si desconoces mi fervor hacia ellos o me estas tirando de la lengua para que te vuelva a decir lo que cualquiera con buen gusto reconoce: que son los dos grupos de culto más importantes del estado.

Hay bandas como Derribos Arias o Glutamato Ye Ye que decidieron irse a Madrid. ¿Crees que a alguna de las que aparecen en el disco le hubiera ido mejor de haber hecho lo mismo?

Posiblemente. Eso no es nada nuevo y a partir de los 90 también hubo mucha «fuga de cerebros». Pero no estaba al alcance de cualquiera. De hecho muchos miembros de estos 8 grupos se han buscado la vida después en Madrid o Barcelona en sus respectivos curros.

El diseño del disco, el libreto… todo está muy cuidado en esta edición. ¿Te encargaste personalmente de que fuera así?

Tuve la suerte de conectar a las mil maravillas con el grafista del sello, Mario Feal. No me escatimó ni una de mis ideas y manías y aportó muchas propias, hasta de fuera de su jurisdicción.

euskodemos-rock-underground-vasco-

¿Los 80 es una década mitificada por quienes no la vivieron?

Hombre, la única década cuya mitificación no solo está justificada sino que se queda corta, es la de los 60. Los 80 tampoco estuvieron mal, ciertamente, muy divertidos y variados musicalmente. Personalmente los viví muy de prisa, porque, aparte de toda la labor musiquera, también me ponía hasta el culo.

¿Hay material para una segunda parte de Euskodemos?

Aplicando el mismo criterio de calidad que en Euskodemos, lo tendríamos algo difícil, pero no imposible. Por de pronto descanso de recopilatorios, y me meto con la edición de las maquetas de Negativo, el grupo donostiarra en el que comenzaron Angel Altolaguirre, Rafa Balmaseda y Borja Zulueta.

1 Comentario

  1. Me llaman Salva en el disco y soy el fundador de los Provos con Josetxo y autor de una de las canciones del recopilatorio al que se hace referencia, «Mariposas mecánicas». También, por ciertoEn primer lugar quiero decir que nadie me ha pedido a mi permiso para que una de mis canciones, o, de hecho, cualquiera de las de los Provos de mi época, que son prácticamente todas (porque en realidad Los Provos sin Fernando, sin Merche y sin mi fueron muy rápidamente Los Bichos) se editen bajo ningún EUSKOLABEL de los cataplines. Quiero decir alto y claro que entonces no existía siquiera la euskalherría esta pòlítica que se nos quiere marketirizar sino que en todo caso existía algo que los nazionalistas llamaban Euskadi, de la que se decía «Navarra euskadi da». PROVOS no fué nunca un EUSKAL nada. Ya basta de tanta APROPIACIÓN INDEBIDA de la cultura y el estatus político de Navarra ( que, este si, es mi PAIS, país que no tienen nada que ver POLITICAMENTE con Oñate, Bilbao, o las otras antiguas partes de Castilla, dicho esto con afecto). Entonces era agobiante, pero es que esto ya es una pasada. Para mas info al respecto,el que quiera que lea http://partidofantasma.blogspot.com.es/2014/08/sobre-navarra.html
    YA BASTA.
    Los Provos eran unos muy conscientemente provocadores (provisionales) de neon de la patria CULTURAL llamada POP, la misma de Bowie, TRex, los Beatles, los Who, los Stones, Pink Floyd , Captain Beefheart o Gong, Grateful Dead, Stooges,la Velvet, Zombies o Can, o Siouxsie o The Clash, o… (ponlo tu mismo). Y, CLARO, era un grupo EN Navarra, parte de la cultura POP EN Navarra, y SI, por cierto, fué muy ninguneado por los lavadores de cerebro cultural del nefasto panfleto u hoja parroquial llamada EGIN (tan parecido al actual Diario de Noticias de Navarra) como lo fué el grupo que hice tras los Provos, la Minoría Agraria, vencedora del primer concurso de Rock de Navarra del 86, concurso al que también se presentaron ya Los Bichos y también otros ninguneados por la Vasquitud Mariana, como fueron MUGRE, por ejemplo.
    Los Provos (al menos Josetxo y yo) no éramos amateurs para nada. Metíamos muchas horas de ensayo muchísimas, y lo hacíamos porque éramos artísticamente pretenciosos: pretendíamos, como dice Josetxo, hacer nada menos que música moderna. Los Provos solo reivindicaban ( y al menos yo lo he seguido haciéndo) un mundo diferente. ¿De que vá esto? Leed la letra «provo» de «Azul y Rosa», o las letras sobre «el desencanto» de la Minoría, y a ver. Lo que al menos a mi (y creo que a Josetxo, que por cierto hizo muchas letras en inglés- o en euskoinglés, tal vez- después) me interesaba en los Provos en ese aspecto no tenía nada que ver con impartir doctrina alguna, sino, precisamente, con demolerlas todas.Y hacerlo con una música y una actitud MUY libertaria y diferente.
    Un día llegará, el día en que la sociedad de Navarra se libere de los políticos y la política paternalista y doctrinaria ante la que está de rodillas, en que, CIENTÍFICAMENTE, Príncipe de Viana y los departamentos correspondientes de la Universidad Pública (cuando acaben estos, tal vez, de hacer estudios sobre el sexo de los ángeles en Maine y se dediquen a estudiar la historia y sociología recientes de Navarra, que es a lo que deberían dedicarse) en que los importantísimos años ochenta en Navarra sean estudiados de verdad, con todas las consecuencias, porque de aquellos polvos, estos lodos. Se recupere lo que pasó y se estudie de verdad y sin sectarismo, desde la sociología, empíricamente. Lo que pasó con Radio Paraíso, por ejemplo. Porque eso, el conocimiento de la realidad, y no la Historia Euskosagrada que se quiere imponer, es lo que deberían tener en cuenta los ciudadanos para poder considerarse libres.
    Asi que ¡quitadme a mi y a ESOS Provos el miserable EUSKOLABEL, por favor! Y a la Minoría Agraria, y al Partido Fantasma.
    Y, Fernando: contacta, y hablamos un día. Aunque esté en otro mundo, se me puede contactar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.