Visita al primer club de lectura fácil para personas con parálisis cerebral en Bilbao

La pionera experiencia desarrollada en la biblioteca de la Alhóndiga confirma que con iniciativas sencillas se pueden conseguir grandes resultados: como que los libros adecuados permitan que personas con discapacidad socialicen en un espacio en el que se las ve y al que antes no acudían. "Es importante sacar las actividades de los centros y llevarlas a entornos naturales donde vivimos todos", recuerda durante el encuentro con BBN la psicóloga de Aspace-Bizkaia.

Apnabi 7

JAVIER M. DE LA HORRA

Esta podría ser la historia de Blanca, de Coro, de Araceli o de Najwa. Sin embargo, sería injusto extraer sus relatos personales de la apasionante iniciativa colectiva en la que todas ellas participan: el primer club de lectura fácil para personas con parálisis cerebral que se desarrolla en España. Pocos de ustedes lo sabrán, pero se está llevando a cabo estos días en la Mediateka BBK de AlhóndigaBilbao. Participa Aspace-Bizkaia, y reúne a doce personas con una gran diversidad funcional que comparten la misma afición: el gusto por la lectura. BBN ha compartido una mañana con ellos.

Blanca Mata es la responsable de Lectura Fácil Euskadi, y cuando uno la ve en acción en la biblioteca piensa que nació para desempeñar ese trabajo. “Lo que hacemos es acercar la lectura a personas con dificultades lectoras o de comprensión“, explica. Para ello es necesario un formato accesible: libros con unas determinadas características tipográficas, de contenido, con una disposición del texto concreta, unas particularidades que siguen las directrices de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios e Instituciones (IFLA).

Apnabi 8

La lectura fácil nace en los años 60 en los países nórdicos, y no penetra en la península hasta 2002, cuando llega a Catalunya (a Euskadi no lo hizo hasta 2012). La biblioteca de la Alhóndiga fue la primera en impulsarlo, y cuenta con un pequeño expositor con libros de este tipo (ver la fotografía siguiente). “Primero hicimos el club con niños con dislexia y luego con la Asociación Síndrome de Down”, detalla Blanca, que incide en el hecho de que ahora “se puede hacer algo que antes no se podía: que personas disfruten de la lectura y la compartan, que socialicen en un espacio en el que se les ve y al que antes no acudirían“. Apnabi 5

Coincide con ella Coro Rubio, psicóloga de Aspace-Bizkaia. “El acceso a la lectura es bienestar y normalización, y es importante hacerlo en un lugar como la Alhóndiga, como cualquier ciudadano, en un entorno inclusivo”, explica. En el mundo de la parálisis cerebral, la capacidad lectora de las personas es diferente en función de su desarrollo del lenguaje. A pesar de estas diferencias, el respeto que muestran todos ellos durante el taller de lectura es absoluto. En la silenciosa habitación de cristal de la Alhóndiga nadie interrumpe a nadie, todos están sumergidos en la trama del libro que van leyendo, cada uno a su ritmo, de manera intercalada en voz alta, respetuosos y pacientes siempre con quienes tienen mayores dificultades para leer. El libro se titula La música del viento, una obra de Jordi Sierra i Fabra protagonizada por un periodista llamado Albert que censura la esclavitud infantil en la India. “Hay que encontrar material de lectura de adulto que sea motivante, contenidos relevantes pero accesibles”, precisa Coro, que incide también en lo positivo de la lectura en grupo: “favorece la interacción, el debate, la construcción común”.

Así es. Blanca dirige la lectura con la pasión de quien ha descubierto su lugar en el mundo, explica cuestiones relacionadas con la trama del libro y pregunta y cede la palabra a los lectores que siguen atentos el desarrollo de la novela. Los cuidadores de Aspace ayudan a quienes no pueden sostener el libro, sus dedos sirven además de guía, y gracias al argumento conocen y hablan de Teresa de Calcuta o del valor sagrado de las vacas. En una imagen del libro figura un joven pedaleando en un rickshaw (taxi-triciclo a pedales), momento en el que una de las lectoras más participativas, rescata y cuenta a sus compañeros que una vez viajó a Mexico y tuvo ocasión de desplazarse en uno de esos taxis impulsados por energía humana. Hay un debate, uno de verdad y no como algunos que vemos a diario en la televisión, y todos están de acuerdo a la hora de concluir que los niños deberían estar en la escuela y no trabajando, como ocurre en la India pero también en otros muchos lugares del mundo.

Apnabi 10Ellos están encantados en el club de lectura, deseando como Najwa que llegue el próximo día para leer las aventuras de Albert en la India (la visita de BBN se lleva a cabo durante la cuarta de seis sesiones). “Está superando las expectativas”, reconoce Coro, que explica que resulta “muy estimulante porque aprenden no solo el aspecto literario del libro, sino la motivación que tiene la temática de fondo, conocer la India, la explotación infantil…”. La psicóloga de Aspace resalta la importancia de “sacar las actividades de los centros” de las asociaciones “y llevarlas a entornos naturales donde vivimos todos”. Así es la Alhóndiga.

 

One Response to "Visita al primer club de lectura fácil para personas con parálisis cerebral en Bilbao"

  1. Llum   Marzo 10, 2015 at 12:56 pm

    Están tan intrigados e interesados en la historia, que te contagian su goce por el libro. Yo estuve dos sesiones con este grupo y fue una gran experiencia.
    Gracias por contarlo.

    Responder

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.