Ander Maza: «No es un teatro, es una representación viviente en la que el sufrimiento es real»

0
74

Ander

GAIZKA ESPARZA

Balmaseda vive estos días su famoso y tradicional Vía Crucis Viviente, en el que los protagonistas son sus propios habitantes, quienes se transforman en Jesús, Pilatos, la Virgen y en Magdalena, entre otros muchos personajes de la época. Durante la noche de Jueves Santo se representa La Ultima Cena, La Oración del Huerto y El Prendimiento de Jesús. A primera hora del Viernes Santo, los tambores de la guardia romana despiertan a la villa para celebrar el Juicio de Pilatos, el ahorcamiento de Judas y todos los demás acontecimientos de la Pasión que se suceden en forma de pasos vivientes hasta la crucifixión.

Gran peso de la representación recae en el vecino elegido para encarnar a la figura de Jesús de Nazaret, honor que ha recaído este año en el joven ingeniero y músico Ander Maza. A sus 27 años ha conseguido hacer realidad uno de sus sueños de la infancia, un sueño que comparten muchos habitantes de Balmaseda, que viven estos días con gran ilusión e intensidad.

¿Qué significa para Balmaseda esta celebración?

Es muy importante para el pueblo en todos los sentidos, es uno de los eventos más importantes del año. Viene muchísimo turismo, casi 50.000 personas nos visitaron el año pasado.

¿Hasta que punto se implica la gente del pueblo para que todo salga bien?

La implicación es terrible. Son casi unas 700 personas las que participan entre personajes de la representación, gente de la organización, los que salen en las procesiones de Jueves Santo y Viernes Santo con la banda de música, la coral y los penitentes. Estamos hablando de que un porcentaje bastante alto del pueblo se involucra en esto.

Siendo tantos los vecinos que participan en el vía crucis supongo que no necesariamente son todos creyentes…

Esto está por encima de las creencias, es algo cultural. Hay gente que es más creyente y gente que es menos creyente. Hay de todo. Tiene mucho peso cultural, ya que se viene haciendo desde hace muchísimos años. Creo que hay datos que apuntan a que las primeras procesiones datan del mil setecientos y pico. Es algo que mamas desde niño.

Para ti concretamente, ¿qué significa?

Representación de la Última Cena en el año 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.
Representación de la Última Cena en el año 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.

Para mí es un orgullo poder hacer de Jesús, desde pequeño he visto a la persona que sale haciendo este papel, y lo ves como un icono y dices: “ostras, mira ese es el que sale de Jesús, alguna vez me gustaría ser esa persona”,  y este año me toca a mí hacer ese papel. Así que estoy muy orgulloso, contento y con muchas ganas de que llegue ese momento.

Creo que teniendo tan sólo 5 años hiciste tus primeros pinitos…

Empecé a esa edad en las representaciones infantiles, que se hacen durante la semana de Pascua. Tenemos el Vía Crucis Txiki, para niños y niñas de hasta 14 años y el Vía Crucis Joven . Yo salí en los dos haciendo de Jesús, en el primero salí con con 13 años y en el segundo con 17.

…y ya por aquel entonces con la idea de que algún día participarías en el de adultos…

Eso es. Era a lo máximo a lo que se podía aspirar y ese día ha llegado. ¡Me ha tocado!

Pero, hasta alcanzar el papel protagonista en años anteriores has participado interpretando otros personajes. ¿Cómo viviste cada una de las representaciones?

Desde los 18 años, que es la edad en la que ya puedes participar en la representación de mayores, he hecho de paje, de turba, varios años de tambor de la guardia urbana y el año pasado salí de San Andrés, que es el Jesús suplente. El año pasado ya lo viví de otra manera, sabiendo que al año siguiente me tocaba a mí, me fijé en todos los detalles en torno a la representación de Jesús.

¿Desde cuándo sabías que ibas a hacer de Jesús? ¿Cómo y cuándo se hace la elección de los personajes?

A mi me avisaron en diciembre de 2013. Yo me apunté siendo un niño para hacer de Jesús, pero el apuntarte no implica que acabes siendo elegido, porque no sabes cómo vas a estar cuando tengas una determinada edad, que apariencia física vas a tener o si vas a estar aquí, por lo que la decisión final depende de muchos factores. La Asociación Vía Crucis de Balmaseda es la que elige a la persona que cree conveniente.

Escenificación de la crucifixión en 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.
Escenificación de la crucifixión en 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.

Los ensayos empezaron en el mes de octubre, pero estos últimos días imagino que habrán sido agotadores…

Lo más duro están siendo los ensayos, eso lo tengo muy claro. Desde octubre hasta aquí, hemos ensayado todos los fines de semana y festivos: el día de reyes, el día de Navidad, el puente de San José…Esta semana he cogido vacaciones para poder con todo: ensayos por la mañana, por la tarde, atender a la prensa…estoy sin parar. Durante seis meses inviertes todo tu tiempo libre en esto, pero ¡sarna con gusto no pica! Esto es una vez en la vida.

¿Has necesitado algún tipo de preparación tanto física como mental para sobrellevar lo que se te ha venido encima?

A parte de dejarme el pelo largo y la barba durante año y pico, físicamente tienes que estar bien, así que he ido un poco al gimnasio, para poder llevar los casi 75 kilos que pesa la cruz durante 3 horas. Luego los propios ensayos te van mentalizando. Según avanza el tiempo y ensayas junto a más personajes, el ambiente que se crea consigue concienciarte un poco. Además, hay una persona que es Zarra, que me ha ayudado mucho. Él es el director artístico y ha estado conmigo desde el primer momento, en octubre quedábamos los dos solos. A través de sus técnicas consigue que te metas en el personaje. La verdad es que lo hace muy bien.

¿Hay alguna parte de la representación que te dé especial respeto?

Hay varias. La parte de “La Oración del Huerto” es muy emotiva, porque tienes que mostrar arrepentimiento. En ese momento Jesús pide ayuda ante lo que se le avecina. Es la parte más dura porque tienes que llorar, tienes que sufrir y que la gente que lo está viendo se lo crea. Luego el recorrido por las calles del casco histórico con la cruz a cuestas, que también es muy duro, pero espero que no haya ninguna pega en ese sentido.

Supongo que con tanto ensayo, tu entorno más cercano te estará viendo menos de lo que le gustaría. ¿Cómo están viviendo amigos y familiares estos días?

scena del Vía Crucis de 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.
Escena del Vía Crucis de 2014. FOTO: Asociación Vía Crucis de Balmaseda.

Mi padre sale de Poncio Pilato, o sea que está conmigo en la mayoría de los ensayos. Mi ama está preocupada, porque ver a un hijo sufrir no es del agrado de ninguna madre. Luego tengo a muchos amigos que salen conmigo en la representación, así que en ese aspecto ha sido bastante fácil.

¿Qué le dirías a alguien que nunca ha asistido al Vía Crucis para animarle a que se pase hoy y mañana por Balmaseda?

Pues que va a ver algo que no ha visto nunca, que no es un teatro, que es una representación viviente y que el sufrimiento es real, que los sentimientos que se ven son reales, que los llantos son reales. Y que si está acostumbrado a ver cualquier tipo de película, procesión o vía crucis de por ahí, le diría que no tiene nada que ver, que lo que hacemos en Balmaseda está muy por encima de eso. Esto es algo real y muy impactante, y encima este año va a hacer buen tiempo.

Programación de procesiones de la Semana Santa 2015

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.