El mejor pintxo de bacalao del Casco Viejo de Bilbao: al pilpil con piperrada del bar Naikari

0
105

concurso-bacalao-bilbao

REDACCIÓN BBN

Un bacalao desmigado, al pilpil y con piperrada, sobre una tostada de pan recién hecho. Así de simple, así de sabroso. Ese es el tradicional pintxo, elaborado en los fogones del bar Naikari de la calle Iturribide, 12; el mismo que se ha impuesto en el I Concurso de Pintxos de Bacalao de Cuaresma, organizado por la Asociación de Comerciantes del Casco Viejo de Bilbao y en el que han participado 26 bares y restaurantes del casco histórico bilbaíno a lo largo de las últimas semanas.

El cocinero y copropietario del Naikari, Manu García Campuzano, ha recogido esta mañana la txapela que le acredita como campeón, después del superar un doble escrutinio: el de los clientes del Casco Viejo y el de un jurado especializado.

El segundo premio ha correspondido al bar Portuberri Barria, también de Iturribide, que presentó un pintxo de bacalao marinado con piperrada; y el tercero ha ido a parar al restaurante bar Kasko, de la calle Santa María, que apostó por un taco de bacalao, acompañado, asimismo, de salsa pilpil.

Un total de 1.650 clientes del Casco Viejo han puesto nota a los 26 pintxos presentados durante el periodo que ha durado el concurso, entre el 14 y el 29 de marzo. El voto de los clientes, el 50% de la decisión final, se ha sumado a la de un tribunal compuesto por gastrónomos y cocineros, entre otros. Destacan desde la organización que «la puntuación del público y del jurado, que evaluaba el sabor, la presentación y el pintxo en su conjunto, ha puesto de manifiesto el alto nivel culinario de las cocinas de los bares y restaurantes del Casco Viejo».

Tradición y modernidad

Entre los pintxos de los bares y restaurantes participantes se encontraban creaciones dispares, de cremas de bacalao y queso a láminas con salsa de espinacas o marinados de bacalao con limón y mostaza. “De alguna manera este concurso ha ligado la cocina más tradicional con la más moderna. Sobre el típico bacalao, los bares del Casco Viejo han demostrado su creatividad, más allá de que en esta ocasión se haya impuesto un pintxo más tradicional”, explica Jon Aldeiturriaga, gerente de la Asociación del Casco Viejo de Bilbao.

El pintxo ganador, no obstante, también cuenta con toques culinarios de autor, que se diferencian un poco de las recetas de siempre. “La piperrada está muy elaborada; es pimiento verde y rojo, cebolla y un toque de soja y de vinagre balsámico”, explica el cocinero ganador. Hasta la tostada cuenta con un toque personal: “Tiene un chorrito de aceite y de pimentón”, añade.

El alto nivel de participación y la buena acogida tanto de bares como de clientes llevará a la organización de un nuevo concurso gastronómico basado en el bacalao. “Es un producto muy nuestro, muy de Bilbao, en el que quien más quien menos tenemos nuestra opinión”, subraya Aldeiturriaga. Además, esta primera edición ha contado con el acompañamiento de Bizkaiko Txakolina, que ha puesto sus caldos a disposición de los hosteleros para crear un maridaje perfecto entre bacalao y txakoli.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.