Los agricultores reciben las primeras plantas para recuperar el tomate enano de Zalla

Se hará un seguimiento agronómico y si todo va bien, se registrará y comercializará la variedad.

Las primeras matas del tomate autóctono de Zalla han sido entregadas ya a los primeros productores. FOTO: Archivo
Las primeras matas del tomate autóctono de Zalla han sido entregadas ya a los primeros productores. FOTO: Archivo

REDACCIÓN BBN

La Diputación Foral de Bizkaia ha iniciado la segunda fase del estudio para la recuperación del Tomate Enano de Zalla, con la entrega de las primeras plantas de esta variedad a dos productores de la localidad, Iñaki Aretxaga y Ana María Llaguno, quienes iniciarán su cultivo en sus explotaciones con un seguimiento agronómico y valoración organoléptica cuyos resultados determinarán las recomendaciones para próximas campañas y la posibilidad de multiplicación de este tipo de tomate.

La entrega se produce después de que en enero de este año el departamento de Agricultura emprendiera un proyecto piloto que cuenta con la colaboración directa de los demandantes de la iniciativa, los productores y productoras locales de este municipio encartado. En ese momento, se cursó la solicitud de semillas de esta variedad al Banco de Germoplasma de Neiker, empresa pública de investigación agraria del Gobierno Vasco, que remitió varias de estas semillas, y al Banco de Germoplasma de Zaragoza, que suministró más material vegetal.

Estas semillas se plantaron para su crecimiento inicial en la Estación de Fruticultura de Zalla, donde se ha hecho entrega de las plantas a la productora y el productor que colaborarán directamente en este intento de recuperación del Tomate Enano de Zalla.

En función de los resultados

Una vez que ambos inicien el cultivo en sus explotaciones, se iniciarán las siguientes fases del proyecto: el seguimiento de estos cultivos, la elaboración de los resultados de ese seguimiento y de las recomendaciones para próximas campañas, ya que la realización del estudio durante un único año sería insuficiente; y el registro y comercialización de la variedad.

Además, se prevé una fase de colaboración posterior entre el Servicio Agrícola, Neiker y las y los productores y productoras para unos resultados más fiables. Una vez obtenidos estos resultados y si así lo indicaran, sería Neiker quien realice las gestiones de registro de variedades, multiplicación y conservación de la variedad.

 En busca del tomate enano de Zalla



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.