Psicólogos de Bizkaia recomiendan alejarse del teléfono móvil para desconectar en vacaciones

Los profesionales aseguran que para despejarse de una manera más natural, lo mejor es ser capaz de disfrutar de unas pequeñas vacaciones todos los fines de semana del año.

Llega el mes de agosto y comienzan las ansiadas vacaciones para muchas personas.
Llega el mes de agosto y comienzan las ansiadas vacaciones para muchas personas.

Redacción. Con la llegada del mes de agosto comienzan las vacaciones de verano para miles de personas. Es el momento de disfrutar del tiempo de ocio, pero muchos no consiguen disfrutarlo al 100% porque son incapaces de desconectar mentalmente del trabajo durante sus días de asueto.

Ante esta situación, el Colegio de Psicología de Bizkaia, de la mano del experto Alberto Barrios, quiere hacer llegar a la población una serie de recomendaciones para aquellas personas que, de forma natural, no consiguen que las vacaciones sean un momento pleno de descanso. Es necesario olvidarse del trabajo y recargar fuerzas para afrontar el resto del año con energía.

Entre los consejos, Barrios aconseja identificar qué nos llena antes de las vacaciones, pues hay muchas personas que desconocen cuales son las actividades que les proporcionan descanso, relax o disfrute. También es importante disfrutar del tiempo y el lugar, ser consciente de lo que se está haciendo, de cada momento y saber disfrutar de un paisaje o de una cerveza, por ejemplo. Además, para poder desconectar del trabajo es necesario no tener el teléfono móvil para que las llamadas y mensajes no irrumpan nuestra tranquilidad y podamos relajarnos. De esta forma, no estaremos pendientes de posibles llamadas. Asimismo, es conveniente intentar, en la medida de lo posible, guiarnos más por nuestro reloj biológico que por uno material que condicione nuestros horarios. Por último, es importante cambiar de escenario y rutinas si se puede, para desconectar, siempre y cuando no se sigan realizando las mismas tareas que en nuestra residencia permanente. Si no se puede cambiar el escenario, se deben cambiar las rutinas y horarios.

El psicólogo Alberto Barrios subraya que, para despejarse en vacaciones de manera natural y que la desconexión mental no suponga un reto, hay que saber desconectar durante el resto del año, entrenando el cuerpo y la mente. “Cuando alguien se plantea desconectar en vacaciones es como decir que durante once meses soy una cosa y durante un mes soy otra distinta. El planteamiento se basa en ser el mismo durante los 365 días del año”, afirma.

En este sentido, el especialista indica que “el resto del año se debe ser capaz de disfrutar del ocio y dedicarle tiempo. La desconexión sería más fácil porque hemos sido capaces de hacerlo en otras dimensiones más pequeñas. Lo saludable es disfrutar de unas minivacaciones todos los fines de semana del año. Así, cuando llegue el tiempo de descanso, desconectaremos de forma natural”.

Muchos no consiguen que su cuerpo y su mente estén dónde tienen que estar. Cuando están trabajando están queriendo organizar las vacaciones y cuando están de vacaciones pretenden organizar el trabajo y hacer lo que no se ha hecho durante la jornada laboral. A veces es un tema de desubicación. Si se consigue ajustarlos significa que soy capaz de desconectar. Es cuestión de uno mismo”, concluye.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.