Aumenta un 7% el empleo de las personas con discapacidad en las entidades de EHLABE

La recuperación del sector industrial y la puesta en marcha de nuevos nichos de empleo son dos de las principales razones del incremento.

De izda a dcha: Txema Franco, presidente de EHLABE; Ángel Toña, consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco; Pablo Moratalla, coordinador de EHLABE.
De izda a dcha: Txema Franco, presidente de EHLABE; Ángel Toña, consejero de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno vasco; Pablo Moratalla, coordinador de EHLABE.

Redacción. La Asociación de Entidades de Empleo Especial de Iniciativa Social de Euskadi, EHLABE, acumula en dos años un crecimiento del 15%. La tendencia continúa este año y se prevé un aumento similar. En 2015, otros 117 trabajadores con discapacidad lograron pasar al empleo ordinario, uno de los objetivos fundamentales de los centros especiales de empleo.

El portal vasco ha conseguido que el empleo de las personas con discapacidad continúe en aumento a pesar de las especiales dificultades de inserción laboral del colectivo, además, muy por encima del crecimiento del empleo en la sociedad vasca. Las entidades que dan trabajo a personas con discapacidad en Euskadi, agrupadas en EHLABE, experimentaron el pasado año un incremento del empleo del 7%, muy por encima del 1,7% de la tasa general, y alcanzaron los 7.118 trabajadores, distribuidos en más de un centenar de centros de trabajo. Además, otras 117 personas con discapacidad lograron transitar a empresas del ámbito ordinario, uno de los objetivos fundamentales que persiguen estas entidades.

El consejero vasco de Empleo y Políticas Sociales , Ángel Toña, ha señalado que “una sociedad es realmente próspera cuando todos sus ciudadanos y ciudadanas pueden acceder a los bienes materiales e inmateriales, a la educación, la formación, al trabajo, a la cultura, al ocio, etcétera”. El empleo del colectivo de personas con discapacidad en el sector de iniciativa social se mantiene, por tanto, al alza. En 2014 logró un aumento de 504 empleos (8,2%) y en 2015, de 466.

“Acumulamos un 15% de crecimiento en dos años y en lo que llevamos de 2016, la tendencia se mantiene en el mismo nivel”, según ha adelantado Pablo Moratalla, coordinador de EHLABE. Estas cifras, además, han permitido situar la tasa de desempleo del colectivo de personas con discapacidad en torno al 19%, la más baja registrada en el Estado. “En momentos en los que la economía general está muy debilitada, y aunque ahora mejora, las entidades de EHLABE, en colaboración con el Gobierno vasco, Lanbide y el Fondo Social Europeo, han conseguido dar nuevas oportunidades al colectivo de personas con discapacidad”, ha expresado Moratalla. Otro objetivo fundamental, de hecho, pasa por reducir lo máximo posible la tasa de desempleo del colectivo.

Los motivos para esta mejora del empleo de las entidades de EHLABE hay que buscarlos en el aprovechamiento de los sectores tradicionales en los que trabajan estas empresas, industria y servicios, principalmente, así como en nuevos nichos de empleo. Así, por ejemplo, entre ellos figuran el turismo, la restauración, la aeronáutica, la logística o alguna iniciativa pionera en el sector de la distribución.

En cualquier caso, y a nivel general, la distribución de las plantillas de EHLABE por sectores ha observado una recuperación del sector industrial tras la actividad perdida durante el periodo de crisis. Así, en la actualidad el sector servicios aglutina el 45% de los empleos, mientras que el industrial alcanza el 55% restante.

 

EHLABE aglutina el 95% de las organizaciones de empleo especial en Euskadi.
EHLABE aglutina el 95% de las organizaciones de empleo especial en Euskadi.

Además, más de la mitad de las plantillas de las entidades de EHLABE (un 54%, 3.859 personas) son personas con discapacidad con especiales dificultades de empleabilidad, es decir trabajadores con enfermedad mental, discapacidad intelectual o discapacidad física y sensorial de más del 65%. Esta cifra hace que las entidades de EHLABE “estén a la cabeza y sean referencia a nivel estatal y europeo en empleo para este colectivo específico”, sostiene Moratalla.

Del mismo modo, de las 117 personas que lograron transitar hacia el empleo ordinario, 96 (73,5%) pertenecen al colectivo de personas con especiales dificultades. “A pesar de las grandes dificultades para la inserción en el empleo ordinario, las entidades continúan perseverando y obteniendo resultados en uno de los objetivos fundamentales de EHLABE”, explica su coordinador.

EHLABE, con 13 entidades y más de un centenar de centros de trabajo en los tres territorios, aglutina el 95% de las organizaciones de empleo especial en Euskadi. En la actualidad está integrada por las siguientes entidades: Indesa y RAEP, en Álava; Fundación Lantegi Batuak, Taller Usoa Lantegia, Taller Ranzari Lantegia, Talleres Gallarreta, Bidaideak, Bizgorre, Fundación Eragintza y Apnabi, Asociación Rafaela María en Bizkaia; y Gureak y Katea – Legaia, en Gipuzkoa.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.