Instaladas siete fuentes provisionales en las calles de Bilbao para hacer frente a las altas temperaturas previstas durante los próximos días

El Consistorio ha reforzado la red de 419 fuentes públicas de la Villa para minimizar los riesgos sobre la salud, advirtiendo además de la necesidad de evitar la exposición al sol e incrementar la ingesta de líquidos.

 

Se han instalado siete fuentes provisionales por la ciudad.
Se han instalado siete fuentes provisionales por la ciudad.

Redacción. Durante la jornada de ayer martes 23 de agosto se instalaron siete fuentes provisionales en las zonas de mayor tránsito de la Villa que podrán usarse hasta el próximo domingo. El objetivo de esta labor del Ayuntamiento es hacer frente a las altas temperaturas previstas para los próximos días.

Ante esta situación, el Consistorio ha decidido reforzar la red de 419 fuentes públicas con que cuenta la Villa con la instalación de siete fuentes provisionales en distintas columnas y bocas de riego de toda la ciudad. En caso de que fuera necesario se colocarían más fuentes provisionales por la ciudad.

Las siete fuentes provisionales estarán ubicadas en los siguientes puntos:

• Lehendakari Aguirre, Nº 62.
• Blas de Otero, Nº 36.
• Ctra. Artxanda – Santo Domingo 27 (Mirador).
• Gran Vía Nº 63.
• Gran Vía Nº 25.
• Doctor Areilza frente al Nº 32.
• Plaza Bombero Etxaniz Nº 4.

Beber agua sin esperar a tener sed es uno de los consejos para hacer frente a las altas temperaturas.
Beber agua sin esperar a tener sed es uno de los consejos para hacer frente a las altas temperaturas.

El Ayuntamiento de Bilbao recomienda a toda la ciudadanía —y de forma muy especial a niños/as, mayores y personas con problemas de salud— evitar la exposición al sol durante las horas centrales del día e incrementar la ingesta de líquidos.

Riesgos para la salud
La exposición de una persona a una temperatura exterior elevada durante un largo período de tiempo, puede provocar graves complicaciones por falta de regulación térmica, fomentando la aparición de ciertas patologías y el agravamiento de enfermedades preexistentes, sobre todo en personas susceptibles de mayor riesgo:

Grupo de riesgo 1: Mayores de 65 años con buen estado general, personas en tratamiento por procesos alérgicos, personas en tratamiento con diuréticos o antidepresivos, consumo importante de alcohol, obesidad importante, enfermedades crónicas.

Grupo de riesgo 2: Patología renal crónica, enfermos cardiovasculares en tratamiento, patología psiquíatrica grave, enfermedades respiratorias crónicas, diabetes mal controlada, etilismo crónico.

Grupo de riesgo 3: Ancianos frágiles, pacientes inmovilizados, pacientes terminales.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Bilbao pide la colaboración de toda la ciudadanía para que visite y atienda a las personas mayores de su entorno, y vigile que cumplen las recomendaciones que se indican a continuación, y que están dirigidas a toda la población.

Además, el Ayuntamiento ha querido lanzar una serie de consejos prácticos a aplicar para hacer frente a las altas temperaturas que se

En caso d
En caso de mareos o desmayos, se recomienda llamar al 112, manteniendo a la persona afectada en lugares frescos y con la cabeza cubierta. 

esperan: beber más líquidos de lo habitual, preferentemente agua (sin esperar a tener sed), evitando bebidas que contengan cafeína, alcohol o demasiada azúcar; ingerir comidas ligeras (ensaladas, gazpacho, verduras, frutas…); cerrar ventanas y bajar persianas sobre las que dé el sol y aprovechar los momentos de menos calor para ventilar y refrescar la casa; usar ropa holgada, ligera, de colores claros y calzado cómodo y fresco. Además, con temperaturas mayores a 35º dentro de casa, un ventilador no evitará las posibles consecuencias para la salud derivadas del calor, por lo que se recomienda tomar duchas o baños fríos o permanecer durante al menos dos horas en lugares con aire acondicionado (20-21º C). Por su parte, se recomienda no salir a la calle durante las horas de más calor si no es estrictamente necesario y, en caso de hacerlo, cubrirse la cabeza y usar gafas de sol, procurando permanecer siempre a la sombra. Si se hace ejercicio, procurar que sea en las horas de menos calor. Por último, no permanecer dentro de un vehículo estacionado y cerrado, aunque esté a la sombra.

Los efectos negativos de las altas temperaturas se pueden manifestar en forma de mareos, debilidad, fatiga, náuseas, o incluso el desmayo. La insolación también está asociada a las altas temperaturas, y cursa con piel enrojecida, caliente y seca, pulso rápido o dolor intenso de cabeza. En estos casos, se recomienda llamar al 112, mantener a la persona en sitios frescos, con la cabeza cubierta y colocarle en las axilas compresas mojadas y frías.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.