En septiembre se reaunudarán las visitas guiadas gratuitas del programa de difusión patrimonial Bilbao IZAN

Se centran, en esta ocasión, en varios palacios de finales del siglo XIX y principios del XX, como son el de los Arana, Gortazar o el de San Nicolás.

Palacio Arana.
Palacio Arana.

Redacción.  El pasado mes de mayo se puso en marcha en Bilbao una nueva edición de las visitas guiadas a edificios emblemáticos de la Villa, una iniciativa que se enmarca dentro del programa de difusión patrimonial Bilbao IZAN, y que se centra, en esta ocasión, en varios palacios de finales del siglo XIX y principios del XX.

Si durante este mes de mayo el público pudo visitar el Palacio Olabarri, y en junio y julio algunos palacetes del Bilbao originario, como el de los Arana, Gortazar o el de San Nicolás, para el mes de septiembre se propone un recorrido a pie para conocer la historia y arquitectura exterior de una decena de inmuebles del Ensanche bilbaíno, algunos de ellos tan conocidos como el Palacio Foral o el Palacio Chávarri, así como otros más discretos, pero que constituyen pequeñas joyas de la arquitectura de la época. Las visitas se realizarán del 3 al 30 de septiembre, y la reserva de plaza puede realizarse ya.

Y es que, hace un siglo, Indautxu era la zona de expansión de Bilbao para una burguesía adinerada que quería dejar huella de su riqueza y su éxito industrial. Un ejemplo de ello es el Ensanche bilbaíno, que empezó a prosperar a principios del siglo XX y que tuvo en 1915 un momento de ebullición arquitectónica. El planeamiento urbanístico para el primer Ensanche de la Villa, aprobado en 1876, aportó una hoja de ruta que fue cumpliéndose de forma paulatina, y que dejó en Abando e Indautxu un legado de enorme valor para conocer el devenir de la Villa.

Las acaudaladas familias de Bilbao erigieron sus mansiones sin reparar en gastos. Grandes arquitectos de la época, como Leonardo Rucabado, Atanasio de Anduiza o Julio Saracibar, dejaron su impronta en estas villas y palacetes. El estilo regionalista marcó la tendencia arquitectónica en edificios, como el Chalet Allende, prácticamente la única muestra que queda en pie de las casas y palacetes que se edificaron en esta zona residencial de Indautxu, y que competían en belleza con la originalidad del Palacio Chávarri, la imponente y barroca fachada del Palacio Foral o la sorprendente sencillez de Villa María, que fue el primer hogar de Sir Ramón de la Sota.

La historia de estos inmuebles y de quienes fueran sus moradores, así como las curiosidades de su original arquitectura y su uso actual, será objeto de estas itinerarios guiados, con los que se cerrará a finales de septiembre esta edición de las visitas del programa Bilbao IZAN, que tiene como principal objetivo dar a conocer entre la ciudadanía la riqueza patrimonial de la ciudad.

Las visitas se realizarán en euskera y castellano, y tendrán lugar lunes, martes y miércoles, a las 16.00 y 18.00 horas; jueves y viernes, a las 10.00 y 17.00 horas (viernes a las 17:00 horas en euskera), y los sábados a las 10.00 y 12.00 horas, hasta el próximo día 30 de septiembre. Los grupos que quieran hacer la visita en euskera, podrán acordar el día y la hora a realizarla. La visita tendrá una duración estimada de una hora y media, y cada grupo acogerá un máximo de 30 personas, por lo que es preciso realizar la reserva previamente en el teléfono: 94 401 00 10 / 010 (de lunes a domingo de 8.00 a 20.00 horas).

 

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.