El Teatro Arriaga acoge la obra ‘El Funeral’ interpretada por la actriz Concha Velasco y el actor catalán Jordi Rebellón.

La obra estará en el Teatro Arriaga del 12 al 16 de septiembre y cuenta también en el reparto con Clara Alvarado, Cristina Abad y Emmanuel Medina.

Jordi Rebellón sustituirá a Antonio Resines, aquejado de unos problemas de espalda.

HBN. Concha Velasco vuelve al Teatro Arriaga para protagonizar El Funeral, una comedia escrita y dirigida por Manuel M. Velasco, guionista y director de cine, teatro y televisión, en la que es la primera colaboración de madre e hijo sobre las tablas.

La actriz vallisoletana, que interpreta a Lucrecia Conti, una diva del cine, el teatro y la televisión recién fallecida, compartirá protagonismo en este velatorio con Jordi Rebellón, que da vida a Alberto Luján, su representante. El actor barcelonés, muy conocido y reconocido por el público gracias a su recordado papel de Doctor Vilches en la serie ‘Hospital Central’, se incorpora en Bilbao al reparto de la obra interpretando el papel que correspondía a Antonio Resines. Lamentablemente, Resines, aquejado de unos problemas de espalda de los que está en proceso de recuperación, está incapacitado para actuar en este momento, por lo que Jordi Rebellón ocupará su lugar.

Además de las actuaciones destacadas de Concha Velasco y Jordi Rebellón, El funeral cuenta en su elenco con otros tres intérpretes de sobrada categoría: Clara Alvarado y Cristina Abad, metidas en los papeles de dos nietas, Ainhoa y Mayte así como Emmanuel Medina, quien interpreta a Miguel, un primo lejano cuyo parentesco real es desconocido.

El Funeral se representará en el Teatro Arriaga desde el miércoles 12 hasta el domingo 16 de septiembre. Las funciones serán a las 19:30 el miércoles, el jueves y el viernes; el sábado habrá doble sesión, a las 18.30 y a las 21.00 horas; y por último el domingo tendrá lugar la última representación a partir de las 19.00 horas.

Acerca de la obra

Lo que parecía que iba a ser una conmovedora despedida llena de homenajes, se torna en una sorprendente comedia al aparecerse a los presentes Lucrecia, en forma de fantasma, que se resiste a pasar a mejor vida sin dejar resueltos algunos asuntos profesionales y personales.

Los asistentes al velatorio se verán envueltos en los acontecimientos de una función que, desde el primer momento, rompe la cuarta pared e invita al público a participar tanto en la triste despedida como en los divertidos enredos que Lucrecia y Luján, las nietas y el primo, tienen que resolver. Los espectadores disfrutarán de un espectáculo lleno de guiños cómplices y todo tipo de sorpresas.

El Funeral, producida por Jesús Cimarro, cuenta con vestuario del diseñador vasco Ion Fiz, escenografía de Asier Sancho, iluminación de José Manuel Guerra y música de Juan Cánovas.



Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.