Se publica la ‘Guía de atención integral a las personas en situación de transexualidad’

0
177
La guía ha corrido a cargo de un grupo de trabajo participado.
La guía ha corrido a cargo de un grupo de trabajo participado.
La guía ha corrido a cargo de un grupo de trabajo participado.
La guía ha corrido a cargo de un grupo de trabajo participado.

Redacción. La Viceconsejera de Educación, Arantza Aurrekoetxea; la Viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia; y el Viceconsejero de Salud, Guillermo Viñegra; presentaron el pasado viernes en Vitoria-Gasteiz la ‘Guía de atención integral a las personas en situación de transexualidad. Actuaciones recomendadas desde los ámbitos educativo, social y sanitario’.
Una publicación, en cumplimiento de la Ley 14/2012, de 28 de junio, de no discriminación por motivos de identidad de género y de reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, pero que va mucho más allá de la mera obligación legal, al considerarla el Gobierno Vasco “un deber ético”. “Entendemos que el respeto a la dignidad de las personas es un derecho humano fundamental, que pasa por la libre autodeterminación personal y que, a su vez, incluye la identidad sexual de cada persona, aunque ésta no coincida con el sexo asignado al nacer”, han subrayado.

Amilibia, Aurrekoetxea y Viñegra han coincidido en constatar que, desgraciadamente, a día de hoy, las personas en situación de transexualidad conforman un colectivo vulnerable, tal y como se recoge en la Declaración de derechos y deberes de las personas en el Sistema sanitario de Euskadi. Precisamente, esa condición de vulnerabilidad exige políticas públicas específicas que eliminen cualquier discriminación de la que puedan ser objeto en el ejercicio de sus derechos y responsabilidades cívicas, según han subrayado. “Hay que decirlo alto y claro: la transexualidad no es un trastorno. Ni una enfermedad mental. Ni una sociopatía. Es un hecho de diversidad. Una variante más de la diversidad humana, que se puede manifestar desde la más tierna infancia y que, en muchos casos, precisa una atención coordinada desde los ámbitos educativo, social y sanitario”, manifestaban.

La redacción de esta Guía ha corrido a cargo de un grupo de trabajo participado desde los ámbitos de las personas concernidas (a través de sus asociaciones), de Osakidetza y del Gobierno Vasco (a través de los tres departamentos presentes hoy en la rueda de prensa). El propósito era que estuvieran presentes todas las visiones y sensibilidades posibles; de ahí la diversidad de perfiles de las personas integrantes del grupo, tanto en lo que atañe a las áreas de conocimiento, experiencia y competencias (asociaciones, técnicos, clínicos, gestores y directivos…), como en lo que representan (instituciones, sociedades científicas…).

Aunque la mencionada Ley 14/2012 insta a publicar una guía clínica para la atención sanitaria de las personas transexuales, el Gobierno Vasco ha decidido incluir no sólo esa parcela, sino los tres ámbitos: el sanitario, el social y el educativo, de forma que en un mismo documento se abordaran, de manera integral, el conjunto de las actuaciones y recomendaciones.

En lo referente a las recomendaciones que la Guía contiene en el ámbito sanitario, cerca de medio centenar, el Viceconsejero Guillermo Viñegra ha destacado el esfuerzo realizado en pro de la despatologización de la transexualidad, “desde el convencimiento de que la transexualidad y otras diversas expresiones de género no son enfermedades, pero también siendo conscientes de que las personas transexuales, en su inmensa mayoría, necesitan de los servicios sanitarios para sortear los obstáculos que a diario encuentran en el libre desarrollo de sus derechos más fundamentales”.

Respecto al ámbito educativo, la Viceconsejera Arantza Aurrekoetxea ha señalado la importancia de responder a cualquier tipo de diversidad presente en las aulas desde el enfoque de la escuela inclusiva, en la que todo el alumnado se sienta seguro, reconocido, acompañado y pueda ejercer su derecho a ser diferente desde la normalidad, y a obtener éxito escolar. En ese acompañamiento que forma parte del acto educativo, en todos los casos y especialmente en el caso del alumnado trans, se requiere la coordinación y la colaboración del centro con las familias y con el resto de la comunidad.

Por su parte, Lide Amilibia, Viceconsejera de Políticas Sociales, ha destacado el valor del servicio público Berdindu! que “gestionado por asociaciones del ámbito LGTBI, se encarga del acompañamiento emocional y social de las personas, buscando que logren la entereza emocional necesaria para conseguir su inserción social en igualdad de derechos que el resto”. Este servicio, según ha recordado, “también ofrece atención itinerante a personas trans, lo que facilita que la persona usuaria que lo desea sea atendida en su lugar de residencia por una persona transexual con su misma identidad
sexual”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here