Sheila Casado, una bilbaína que compagina estudios y trabajo en Londres

0
194
Sheila frente a Westminster Abbey.
Sheila frente a Westminster Abbey.

REDACCIÓN BBN

Tras más de un año sin encontrar un trabajo a jornada completa, Sheila Casado decidió hacer las maletas y probar suerte en la capital del Reino Unido. Lleva allí cerca de 10 meses y su experiencia ha sido muy positiva. Reconoce que Londres es una ciudad vertiginosa, que a veces pueda llegar a ser difícil. Sin embargo, asegura que merece le pena conocerla y vivirla. Le apasiona su historia su arquitectura y la diversidad de razas y culturas que conviven en ella.

 

Sheila frente  a Westminster Abbey.
Sheila frente a Westminster Abbey.

¿Cuál es tu vinculación con Bizkaia?

Nací en Bilbao (tengo buen gusto,  qué le voy a hacer) y crecí en el centro, en Indautxu, dónde fui al colegio de las Carmelitas (¡horror!). Eso sí,  en cuanto pude salí de aquello para irme al Instituto Central,  que es lo mejor que podía hacer. Vamos, que mi destino era estar cerca de Pozas…(risas)

¿Has estado viviendo en el extranjero con anterioridad?

Sí. Hace justo diez años me vine a Reino Unido por primera. Vine con una agencia de las que te buscan trabajo y alojamiento,  a trabajar a un pequeño hotel,  ¡de unos 500 años de antigüedad! No tenía ni idea de inglés,  mi nivel era el del instituto,  así que me tocó limpiar habitaciones. Housekeeper,  que suena mejor. Era en un pequeño pueblo cerca de Colchester,  la primera capital,  y me enamoré del idioma,  de la ciudad y de todo.

Cuatro años después vine a Bristol,  con una beca Erasmus en prácticas. Debo decir que es una ciudad que me encanta porque me recuerda muchísimo a Bilbo: el río, la transformación de ciudad industrial a ciudad de servicios, mismo número de habitantes…

 ¿Cuánto tiempo llevas en Reino Unido? ¿En qué ciudad vives exactamente?

Ahora mismo estoy en Londres,  llevo cerca de 10 meses, y encantada. Vivía al norte, un poco más arriba de Camden y ahora me acabo de mudar al Oeste, cerca de Holland Park y Notting Hill.

Sheila con un amigo, al que hacía 10 años que no veía. Se reencontraron en Camden..
Sheila con un amigo, al que hacía 10 años que no veía. Se reencontraron en Camden.

¿Cómo has acabado allí?

La hermana de un amigo trabaja aquí y le había enviado el Cv hace más de 1 año. En abril me llamó para hacer una entrevista en su empresa, cosa que no esperaba después de varios meses y ale,  ¡en 48h aquí estaba!

¿Qué te movió a irte?

Llevaba más de un año sin un trabajo a jornada completa. Solo unas pocas horas en unos grandes almacenes de Bilbao,  y a temporadas. Tuve que dejar el piso en el que vivía con mi novio y nos mudamos con su madre ya que el también estaba en paro. Así que como casi todos,  por trabajo.

¿Cómo fueron los primeros meses tras tu llegada?

Los primeros meses siempre son difíciles. Lo peor de esta ciudad es encontrar alojamiento decente. Si le sumas el ritmo de vida ajetreado,  cuesta un poco hacerse pero como decía antes,  es una ciudad que me encanta y vale la pena.

¿Dónde trabajas? 

Es una empresa de guías turísticos. Yo me encargo de organizar los grupos, las ventas, el papeleo y demás.

¿Notas muchas diferencias en tu sector laboral en relación a cómo está en Euskadi?

Bueno, la verdad es que no he trabajado en nada similar en Euskadi. Tampoco hay tanto mercado como puede haber en Londres,  así que es difícil contestar. Pero en cuanto a la informática,  que es lo que he estudiado, la diferencia de trato y sueldo es brutal.

En Southbank, junto al Globe, con una compañera de la universidad.
En Southbank, junto al Globe, con una compañera de la universidad.

¿Estás estudiando también? 

Si,  es mi cuarto año en el Grado de Estudios Ingleses,  la antigua Filología, en la UNED. Empecé porque me animó un compañero de trabajo que hacía Trabajo Social en la misma universidad. Yo andaba pensando en hacer una carrera, ya que no tenía ninguna, y era como una espinita clavada. No tenía muy claro qué hacer, ya que con un trabajo de lunes a sábado y entrenando, no me veía capaz de terminar Ingeniería Informática, los estudios  que empecé en su momento. Así que pensé en qué cosas me gustaban y se me daban bien, y aparte de hacer bisutería, dije: ¡ostras, pues los idiomas! Miré el plan de estudios y pa’ dentro.

¿Cómo es tu día a día en Londres?

¡Frenético! Viajes en metro, bus, conozco gente de todas las partes del mundo, prisas, muchas prisas… 

¿Hablabas el idioma antes de irte o los estás aprendiendo ahora?

Algo sabía, sí. Se supone que tenía un nivel C1 en Inglés, aunque con el tiempo había perdido fluidez al hablar. Ahora la he vuelto a recuperar y siento que he avanzado muchísimo desde que llegué (o eso creo). El estudiar la carrera en Inglés también ayuda, claro.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

¿Tiempo libre? Tengo un vago recuerdo de lo que era eso (risas). El caso es que por mi trabajo, apenas tengo tiempo libre, pero intento ir a entrenar (estaba haciendo Boxeo hasta el mes pasado, ahora cambio a MMA de nuevo), leer algún libro aunque sea en el metro, veo muchas series y películas a las noches, y sobre todo saco algún hueco para tomar unas pintas con los compañeros. Esto es básico.

– ¿Qué es lo que más te gusta de allí?

La ciudad en sí, los edificios, la historia. Cada rincón tiene sus secretos y su encanto. Las diferencias abismales entre una calle bulliciosa y la tranquilidad de la calle contigua. La diversidad de razas y culturas ¡y sus comidas!

¿Has hecho muchos amigos autóctonos o te sueles juntar con gente de aquí?

He hecho amistad con una chica italiana, que aparte de ser compañera de trabajo, también lo era de casa hasta hace poco, y pasamos mucho tiempo juntas. Nos encanta ir a cenar a un italiano o ir de compras jeje. Nos juntamos de vez en cuando con compañeros, tanto españoles como ingleses o australianos. Además, tengo un par de compañeras de las dos universidades que “me han seguido” a Londres a las que intento ver cuando puedo.

¿Qué planes futuros tienes?

De momento, mejorar el idioma. A nivel laboral no me planteo mucho más por ahora. Lo ideal sería pasar aquí unos 3 años y después pegar el salto al otro lado del charco, ¡o a las antípodas! Pero eso es más complicado. Vamos paso por paso, que eso ya son cosas de dos. Mi novio acaba de llegar a Londres y ya es demasiado lejos de Bilbao para él.

¿Qué es lo que más añoras de tu tierra?

Sheila con un amigo londinense.
Sheila con un amigo londinense.

¡Las persianas! Creo que todos estamos igual aquí. Es algo que no logro entender de este país, con lo pronto que amanece y no se les ocurre poner persianas. ¡En verano me despertaba a las 4:30 por la luz! Ahora tengo un antifaz (risas).

Por supuesto también a mis amigos, mi entorno, esas tardes en Pozas, esas noches de fiesta, la comida: que sí, que puedes cocinarte lo que quieras en casa, pero lo difícil que es encontrar aquí un buen embutido, un queso manchego, y hasta Cola Cao sin vender un riñón, la ¡Coca-Cola! que aquí sabe diferente, la Aste Nagusia, Santo Tomás… 

¿Te gustaría volver a Bilbao?

Claro, Bilbao te marca. Pase el tiempo que pase, siempre está presente. Pero todos sabemos como está el panorama y de momento no se puede volver. Es una pena. Pero…Gora Bilbo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here